viernes, 7 de octubre de 2011

++ A MUJER BUENA++

Te marchas sin avisar
qué gran vacío dejas
nunca lo podremos llenar
te parieron siendo única.

Todos te querían a ti
tú te lo merecías.
Desde jóvenes a viejos
todos consejos pedían.
Ninguno marcho nunca
con las manos vacías
estuvo tú casa abierta
para todo el qué viniere.

En tú cara una sonrisa
tus penas nadie sabia.
Primero partiste
qué de tú boca una aqueja.
Las llevabas en corazón
partiste con todas ellas
cuando nadie lo esperaba
sin molestar siquiera.
Hasta en esta ocasión
fuiste humilde
cómo tal fuere tú vida.

Nunca hiciste mal
con el mucho qué te hicieron.
Hiciste honor a tú nombre
el mejor elegido
para llevar los tropiezos
qué el destino te puso.

Solo te dio un alivio
qué al partir no sufrieras
el sufrimiento quedó
a estos, qué huéfanos dejas.

Solo un consuelo me dejas
Consuelo, era tú nombre
qué si existe un cielo y, Dios
mi madre allí te espera
juntas las dos
para toda la vida eterna.
Qué allí tendréis la paz
qué no tuvisteis en vida.

Te marchas sin avisar
qué gran vacío dejas
nunca lo podremos llenar
te parieron siendo única.