miércoles, 15 de agosto de 2012

!! AL FINAL DE LA VIDA!!

 Voy de casa en casa como si fuere un bulto, y en todas ellas soy mal recibido.
Desde que se me fue mi esposa, quede huérfano en la vida, por mucho que pedí ser yo el primero, el destino o quien sea, no respeto mi deseo.
Aunque son conocidos desde que llegasen a este mundo, no reconozco a ninguno son como desconocidos.
Los hijos por ser hijos, las hijas por ser hijas, están contando los días para quitarme de encima.
Todos me llaman loco, cuando pido irme a una residencia, siempre me echan en cara, lo que la gente diría de ellos.
Y que diría la gente si supieran de mi calvario? Que diría la gente si vieran como soy tratado? Se casi seguro que los que están en las cárceles, se les tiene más respeto, qué a este su padre, a éste hombre viejo, pero no idiota.
Solo veo buenas caras los días veinticinco de cada mes, cuando cada uno se queda, con mi pensión bien ganada, la cual a mis bolsillos no llega nada. Siempre oigo las mis palabras; fumar es malo, para que quiere dinero si en casa no le falta nada? Ni siquiera tengo el derecho de tomar unas cañas, con los pocos amigos que a mi avanza edad, fueron más los que partieron, que los que me quedan? Ni tengo derecho de echar una cana, si el cuerpo me lo pide, o a mi me da la gana?
Todas son preguntas con fácil respuesta! El abuelo les molesta, pero no su paga, creen que por ser viejo soy idiota? Que no sé que no quieren que vaya a una residencia, una por el que dirán, otra, porque tendría mi libertad y, ellos/as se quedarían sin los euros, qué recogen del viejo.
Como cambian los tiempos, jamás a mis padres cuando fueron viejos, se les ignoro, ni mucho menos se les perdió el respeto. Todo lo contrario, antes de hacer algo consultaba a su sabiduría, ni me atreví nunca a preguntar, para que quisiera su dinero, ni si fumaba o si se iba, eran venerados por su veteranía, y el poder que da los años.
Dentro de todo aún me dan lástima, porque como educan a sus hijos, lo que van a pasar ellos, comparado conmigo, es solo una sombra, de lo que yo sufro.
Voy de casa en casa como si fuere un bulto………………