jueves, 9 de mayo de 2013

¡LA SANTA CONSTITUCIÓN DE LOS SINVERGÜENZAS!


Mande quien mande izquierdas, derechas o centro, siempre ponemos la gallina y los huevos los mismos, es decir el poblacho.
Para estos privilegiados que son elegidos por los que ponemos siempre el culo, a los cuales les importamos una  mierda, como así queda demostrado en este país, donde solo importamos cada cuatro años. Nadie tiene los cojones de gobernar para el pueblo, más bien para ellos mismos, recortado siempre de los más débiles, pensionistas, dependientes, funcionarios que sacaron su oposición con esfuerzo,  y gente deficiente; ellos con su artículo 04 de la santa constitución, donde los más analfabetos  con solo cuatro años en cargo publico, muchas veces por enchufe y sin estudios básicos, cobran el cien por cien de pensión máxima, es decir una media de 50.000€  por año de por vida, sin olvidar altos cargos, como los que fueron presidentes bien del gobierno central o de los 17 califatos autonómicos. A todo ello añadiremos coches oficiales, guarda espaldas y secretarios/as y despacho oficial, lo cual sale por muchos más 200.000€ año, y por supuesto lo que le cae de los enchufes de las  grandes multinacionales, que les devuelven el favor de lo ganado cuando estaban en su cargo.
¿Pesaran que somos imbéciles? ¡Pues si y lo somos! Porque mucho palique de barra de bar, pero nadie tiene los cojones de salir a la calle y destronar a toda esta gentuza, que ni nos representan ni sirven para nada, bueno si para vivir de puta madre toda su puñetera vida.
Y esos que salen son los mismos perros que comen del partido de la oposición; estoy seguro que esa gente no le falta dinero para llegar, ya no a final de mes, sino al quince.
Aquí todos viven de la subvención, partidos, sindicatos, fundaciones donde están algunos de sus familiares.
Otros con la escusa de la bandera y el idioma de andar por casa, que saben que tocan la fibra sensible del amor que cada uno siente por la tierra dónde nació; van tapando los robos cometidos en su tierra y a su gente.
Y que decir de la casa Real, donde aparte de comer de todos, también nos roban a todos.
Es tal el grado de corrupción de todos lo pilares de un estado, justicia, prensa, gobierno y el jefe del estado, que unos se cubren a otros. Pero ojo, no dejes de pagar un impuesto que te esperan juicios cárcel, porque tanto tú como un servidor, somos la escoria para esta gentuza ¡perdón! Sus excelencias señorías.
Como ya no me quedan ni gallinas ni huevos, les van a votar sus santas madres, ¡que por cierto que a gusto se quedaron! Y si me cierran por revolucionario, pues mira de puta madre, comeré de todos los españolitos que aún discuten por un partido político.
Y es como dicen ¡España es diferent!

 Vruescas 08.05.2013.- “A todos los sinvergüenzas”