lunes, 5 de enero de 2015

¡UNA AMISTAD SINCERA!

No voy a decir tú nombre para que esas mentes mal pensadas que no creen en una amistad entre un mujer y un hombre, no puede existir sino hay cama por el medio. Que sabrán esas personas del respeto entre personas? ¡Por supuesto nada! Porque ni saben de amistad y andan solas por la vida, sin respeto a las personas sean del sexo que sean, porque para que uno respete primero se debe respetar uno mismo. Yo comparto con mi niña cada día risas y llantos depende como vengan las cosas, y ella comparte conmigo lo que de buena gana quiere sin que nada la obligue, sino porque le da la real gana.
Para mí es como mi hermana pequeña y yo para ella la sabiduría de los años, esa que da la vida. Nos conocemos también que no hacen falta palabras, solo unos escritos nos sirven para compartir vivencias, nos comprendemos más que muchos que se ven físicamente tomando un café cada mañana, que mucho que siendo familia no saben de nuestras cosas. Solo consiste en dos simples pautas, respeto y compresión sin pedir nada a cambio, en eso se basa la buena amistad, así se debe ir por la vida, y puedo asegurar que no la veo como mujer, -y no porque no sea guapa- sino porque para los dos nos vemos como personas, sin importar que ella sea mujer y yo del sexo contrario.
No voy a decir tú nombre por respeto y cariño, para que esa gente perfecta no saque malas conclusiones.


                                          Vruescas 04.01.2015.- A ti amiga Chelo!!