miércoles, 22 de abril de 2015

AL ALBA

Cuando mi cuerpo quede inerte y mis manos se queden frías pon las tuyas sobre ellas para que tú calor me pase todo el amor que compartimos, así me iré siendo querido en este mi último viaje.  Después cada mañana alba antes de que el sol salga mira la estrella que más ilumine en ella estará mi alma para protegerte niña mía; ella, te trasmitirá todos los buenos recuerdos que por unos pocos años los dos compartimos. Ahora nadie nos podrá quitar lo que en vida si pudieron por celos o por simple rencor, que más da ya no importa. Tú cada mañana antes de que el sol salga mira alba, y en esa estrella que más brille encontraras a mi persona, no quiero que llores al mirarla que mis ojos ya quedaron sin lágrimas, solo quiero que recuerdes lo bueno que compartimos, que las penas las lleve conmigo este mi último viaje, mi querida niña robada.


                                                    Vruescas  22.04.2015.-