lunes, 1 de mayo de 2017

EL MISTERIO DE LA VIDA

Del primer suspiro al último solo hay una vida. Los que la viven sin dolor, sin penas, sin enfermedad, con amor de familia y sin estrechez alguna, ya tienen su cielo disfrutado en su último suspiro. Los que viven con penas, enfermedad de su familia o de uno propia, sin saber lo que es una familia, pasando hambre, viendo en guerras e incluso muriendo en ellas, los que dan todo de corazón sin recibir nada a cambio. Que no esperen nada en su último suspiro que no sea el descaso de lo sufrido; por después de este no esperéis nada. Porque ahí está el misterio de la vida, después del último suspiro.

                                       VRuescas y Llorca/ 02.04.2017.-