jueves, 1 de junio de 2017

MARCADO A FUEGO

El deseo y el placer van de la mano, mezclándose con la ilusión. Cuando esto ocurre en muchos momentos de la vida, tienden a desaparecer al igual que llegaron porque solo fue sexo y placer. Cuando es amor de verdad, este permanece en el alma tan profundo, que llega a quemar y a dolor como jamás imaginaste.



                                     VRuescas y Llorca 14.04.2017.-